domingo, 5 de julio de 2015

2015: Odisea en el armario


Un verano sin sandalias es como un agosto sin sol…”
Paco Gil 






Como cada año, entre Abril y Mayo, decidí que debía empezar a buscar unas sandalias para este verano y como las romanas son un must esta temporada decidí buscar unas. Entré en la web de Zara y allí estaban, y lo supe, serían las sandalias de mi verano 2015. Pero.... ¡HORROR! El número 41 estaba agotado. Si, si, como os lo cuento, todas las tallas estaban disponibles, menos la mía... Lo nunca visto. ¿Acaso todas las big foot de este país decidimos enamorarnos de las mismas sandalias? No pasa nada, me dije, seguro que en tienda las encuentro sin problemas. Que equivocada estaba... Durante un mes las busqué en A Coruña, en Vigo e incluso en Pontevedra, obteniendo siempre la misma respuesta; “lo siento, pero el número 41 es el que está en los maniquíes ”. ¿EN SERIO? ¿PERO ESTO QUE ES? Llegados a este punto, quizá estéis empezando a pensar que para conseguirlas robé un maniquí de Zara y eché a correr, pero NO (aunque barajé la posibilidad, no lo niego). Por fortuna, el día 8 de junio estuve de cumpleaños, y entre los regalos que me hizo mi novio, ahí estaban ellas, tan perfectas. No sé exactamente como lo consiguió, pero la versión oficial es que le rogó a una dependienta, llegando casi a discutir con ella, que le vendiese las sandalias de uno de los maniquíes. Toda una odisea que tuvo un final feliz gracias a mi oportuno cumpleaños y un novio muy amoroso.

Espero que os guste mi aventurilla y que me contéis si alguna vez habéis vivido una situación similar.

P.D.: A día de hoy no se han repuesto las sandalias, a pesar de que en atención al cliente en Zara me dijeron que volverían a estar en stock...


As every year, between April and May, I decided I should start looking for summer sandals and as gladiators are a must this season I decided to get a pair. I went on the website of Zara and there they were, and I knew it would be my summer 2015 sandals. But .... HORROR! The number 41 was out of stock. Yes, as I tell you, all sizes were available, but not mine ... unbelievable. Did all the big foot ladies in this country decided to fall in love with the same sandals? No problem, I said, I'll find them in stores. How wrong I was ... For a month I looked for them in the stores os three diferent cities (with two or three stores in each city), always getting the same answer; "I'm sorry, but the number 41 is the one on the mannequins". REALLY? BUT WHAT IS THIS? At this point, maybe you are just starting to think that to get them I stole a mannequin and ran, but not (I thought about it, but didn't do it). Fortunately, on June 8th was my birthday, and among the gifts that my boyfriend made me, there they were, so perfect. I do not know exactly how he did it, but the official version is that he asked a sales lady, almost to argue with her, for selling him the sandals on the mannequins. An odyssey that had a happy ending thanks to my timely birthday and a very lovely boyfriend.

I hope you like my little adventure and you to tell me if you have ever experienced a similar situation.


PS: Today no sandals were replaced on the website, although customer service in Zara said they would be in stock again...





Blusa / Top : Primark (s/s 15)
Chaqueta / Cardigan : Zara (old)
Vaqueros / Jeans : Asos (old)
Sandalias / Sandals : Zara (s/s 15)

3 comentarios:

  1. Qué afortunadas somos con nuestros chicos! Que entienden nuestras obsesiones jaja a mí me pasó con un pantalón de talle alto en azul marino que no aparecía por ningún lado. Un día pregunte en una tienda en la que no lo había por probar suerte y me dijeron que había uno. 30 minutos buscando desesperada por toda la tienda y nada no aparecía hasta que apareció mi churri con él en las manos, ese día lo quise un poquito más si cabe jaja

    Y sacándome de rollos las sandalias son preciosas! Muy buena compra.

    Besitos!
    Patri
    http://siemprehayalgoqueponerse.com/denim-on-denim/

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay una historia detrás de una prenda o unos zapatos. Por fin tienes tus sandalias y la verdad es que son monísimas. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que no fue fácil conseguir las sandalias, la versión oficial es la verdad, tuve que llorarle a la dependienta que me diese esas malditas sandalias que no había en ningun lado. Pero compensó, si.

    ResponderEliminar